El edificio donde funciona el Hotel Betania, en la calle 16 con carrera 5-37 del Centro de Santa Marta, fue adecuado desde 2014 como una idea de negocio distante de su pasado. Su arquitectura vanguardista sube alta y elegante como queriendo rascar el cielo y, en la puerta de entrada, hecha de puro cristal, se lee su nombre en letras azules que significan: lugar de reposo; y cuyo propósito es trasladar, a cualquiera que la cruce, a aquellos tiempos antiguos del Medio Oriente en que los turistas y comerciantes caminaban buscando un lugar donde descansar plácidamente.

Adentro del hotel hay 13 habitaciones con capacidad para dos personas cada una. El ambiente es tranquilo, fino y tan delicado que parece como si su estructura y decoración se hubiera alimentado de todas las cosas de los tiempos en que Betania era un lugar de paso para los comerciantes y turistas del Medio Oriente, y, de las características del mundo contemporáneo, donde el ejecutivo o empresario siempre podrá experimentar, de manera simultánea, la sensación del descanso y explotar al máximo las exigencias laborales cuando se trate de este tipo de viajes. 

Y es que Betania también se define como un hotel de negocios, del cual destaca los servicios que ofrece a sus huéspedes: sala de juntas, escritorios e iluminación propicia para esos viajeros que siempre tienen una gran responsabilidad. Quedarse en el Hotel Betania es una gran oportunidad por su estratégica ubicación: Centro Histórico de Santa Marta, cerca del sector financiero de la ciudad, zonas turísticas y de entrenamiento como restaurantes exclusivos y bares. Si eres un viajero ejecutivo, con una agenda llena de responsabilidades, Hotel Betania es el lugar que necesitas cuando andas en búsqueda del descanso sin preocuparte por la distancia de tu oficina.